lunes, 2 de junio de 2008

Entrevista a Nils Christie


Nils Christie, Profesor de Criminología de la Universidad de Oslo, Presidente del Consejo Escandinavo de Investigación de la Criminología, es un destacado abolicionista cuyas obras "La industria del control del delito"; "Una adecuada cantidad de delitos"; "Los conflictos como propiedad y "los límites del dolor", han permeado el pensamiento occidental contra la cárcel y la prevención general.

En septiembre del 2007, visitó Argentina, y en entrevista concedida al diario "La Nación", se refirió a la cárcel en los siguientes términos:


-¿Cree que el control de la delincuencia debería pasar por otro lado y no por mandar a más personas a prisión?

-La prisión lastima a la gente. Después de unos años en prisión las personas están menos capacitadas para la vida, incluso mucho menos de lo que lo estaban antes. En ese sentido, las prisiones son un instrumento productor de crímenes. Otra cuestión importante es la situación de injusticia social detrás del crimen. La población carcelaria está compuesta por personas pobres, de bajo nivel educacional y, en su mayoría, con relaciones familiares disfuncionales. Están fuera del sistema y eso no mejora mientras están en prisión. Como dijo uno de mis estudiantes, mientras están presos tienen mucho de nada. Es una buena forma de describir el tiempo en una cárcel.


La entrevista completa si haces click aquí.

2 comentarios:

Jaime dijo...

ay paneaseas, y como muchas cosas al final debe adoptarse una postura eclética con elmentos de prevension, elementos de retribución y algo de derecho penal minimo y abolicionismo probablemente, pero si bien el abolicionism otiene razón en muchos diagnostico, distinto es sacar conclusiones como las que pretende. El abolicionismo no está libre de ninguno de los defectos que critica, el abolicionismo aunque nos disguste, es impropio de la evolucion y desarrollo de una sociedad compleja y dicho sentido es regresivo y antimoderno.
entroniza una mayor desigualdad ante la ley al sugerir privilegiar los acuerdos directos y la generalización de la via de las reparaciones más allá de casos limitados y leves de perjuicio doloso patrimonial o lesiones, donde no exista habitualidad.
No obstante criticar la persecusión penal estatal, el abolicionismo acentúa los males de las relaciones asimetricas donde la presion del mas poderoso en la relacion, permite comprar impunidad con bienes o servicios de quien tiene mayor poder economico, eludiendo el hecho que
la pena trasciende el mero interes de la victima.
Paradojalmente considerando la base ideológica de los partidariso del abolicionismo, este fomenta un grosero individualismo, al dejar en el individuo la resolucion final de los conflictos penales, como si la sociedad y el estado tuvieran un rol marginal o expurio que representar en ello, del cual debiera excusarse.

Jaime dijo...

leáse también la excelente crítica del abolicionismo y del texto "los limites del dolor" en

http://www.pensamientopenal.com.ar/nhd/nhd/nhd010402.html
escrito por Massino Pavarini
y traducido por Christian Courtis